Yo Blediano

lunes, 30 de abril de 2018

Sr. Zatefor, o de la farsa

Hoy, 30 de abril, noche de Belenos, dios del fuego purificador, y noche de Walpurgis, celebramos el tercer aniversario del comienzo del libro de Antroom, 6969, que se publicó el 31 de octubre, noche de Halloween y del dios Bledo.

Publicamos hoy el tercer capítulo de los nueve previstos de 9 FUERZAS MEVFIACLI. Seguiremos publicando los capítulos según se escriban.

Sr. Zatefor, o de la farsa


"El Sr. Zatefor era un ciudadano ejemplar, casado sin hijos, de misa dominical y de pública adhesión inquebrantable a "la legalidad surgida el 18 de Julio de 1936"
"Los enemigos de un sistema no son quienes lo atacan sino quienes lo pudren"
"El Sr. Zatefor aportaba su granito de arena para el enterramiento de lo que aparentaba reverenciar"
Del capítulo Orden invisible en el colmado del Sr. Zatefor del eBook y libro 6969: Delenda est Imbecillitas! - 6969 Delenda est Imbecillitas

¿Cuánto piensas que en tu puesta en escena, en tu comportamiento, no es farsa? ¿Y en el tu entorno, y en lo que dicen los periódicos, y en el mundo...?

Como toda fuerza la farsa no es buena ni mala, su cariz depende del uso que se haga de ella, y quienes la demonizan, quienes quieren convencerte de que debes abominarla son precisamente quienes más perversamente la utilizan y que desean tenerla en monopolio.
La farsa es intrínseca a la naturaleza humana y lo único inteligente, práctico y útil que se puede hacer con ella es aprender a manejarla.

Debido a la creencia en su malignidad se requiere de gran audacia para identificarla en uno mismo y en los demás y una vez hecho esto en saber trabajarla con lucidez.
A tu papel de actor debes unir el sentido del honor para conseguir unas relaciones provechosas, caso contrario corres el peligro de ser considerado un pelele indigno, un fantoche.
De la farsa ajena, de la farsa del mundo, ríete secretamente y haz lo que convenga. Exteriorizar tu burla en muchos casos puede resultar una impertinencia y en otros traerte consecuencias desagradables o desastrosas. Lograr llegar a este punto te implica necesariamente desaprender tópicos, sobre todo el de creer que el mundo debe ser cambiado y que tu obligación es ayudar este cambio... cuando en todo caso lo que debes hacer es cambiarte a ti.

Atacar a la farsa en realidad la refuerza ya que en gran parte extrae su poder atacando y defendiéndose de enemigos y rivales. Mira a tu alrededor y verás que no existe farsa sin sus debidos contrarios. Al igual que no existe bando sin contrincantes.
La farsa, debido a su falsedad, tiene los pies de barro; al contrario que la voluntad de verdad que tiene pies firmes; pero su obsolescencia general vendrá dictada por la entropía, por el inevitable devenir de los tiempos y a este devenir prácticamente nada puedes aportar.
Pero esta obsolescencia para ti, y sólo para ti, puede ocurrir al momento, al momento en que sepas desenmascarar una farsa y reirte de ella... sin que se te note, aunque no vas a encontrar respuestas válidas si no aprendes a hacer las preguntas y los planteamientos correctos. Un camino que cada uno debe recorrer y dilucidar por si mismo. No hay atajos.
Las farsas de hoy en su momento caducarán y serán sustituidas por otras. Un mito sustituirá a otro mito y una ficción a otra ficción. Cuando a una idea le llega su momento, cual insondable onda expansiva, deja obsoleta a otra, y contra este hecho no se puede luchar, nada se puede hacer.
Si algún día todo esto deja de ser así, será porque el hombre ha dejado paso a un nuevo ser... y mientras tanto las creaciones de la inteligencia construiran nuevos escenarios.

Nietzche dijo, no es exactamente textual, "La revolución sucede lejos del griterío de la plaza pública, sucede en la madrugada, en la hora más silenciosa, cuando se trastocan las conciencias". Y "A los dioses los mata la risa".

En esta narración imaginaria y con personajes, por supuesto totalmente ficticios, además de la exposición anterior tenemos el diálogo entre Cataelano y Kefalo. Cataelano conoció en el pasado al Sr. Zatefor y se "benefició" de sus ardides y Kefalo quiere conocer pormenores...

K - Quisiera saber más sobre este personaje, Cataelano, que me parece de sumo interés.

C - Era una persona de lo más normal, que para nada llamaba la atención. Te comenté que lo veía como un farsante y un reprimido: iba a misa como un perfecto casado, cuando era lo que era, llevaba "El Alcazár" bajo el brazo e iba a actos del régimen; yo creo que si se hubiese terciado hubiese ido igualmente a una misa atea y se hubiese paseado con "Mundo Obrero".
Sólo decirte que en el colmado tenía El Alcázar en un sitio estrátegico, al igual que todo y para el mismo fin, y si querías hojearlo te tenías que poner de tal manera que él aprovechaba para rozarte.

K - ¡Divino! Como vemos a los demás y como se ven ellos mismos son dos cosas distintas. No era un sufriano y no se sentía reprimido, el armario no existía para él y por tanto no se planteaba si estaba adentro o afuera, navegaba lo mejor que podía dentro de sus posibilidades y con dominio de sus sentimientos y emociones. ¿Habló alguna vez contigo o lo oíste hablar con otros de religión, de política, de espiritualidad o de ideas?

C - Nunca para nada. Si alguna vez alguna señora o señor sacaba temas de estos, contestaba con tópicos para quedar bien y enseguida podía cambiaba la conversación a algo práctico que fuese de su interés, como si le había gustado algo que le había comprado, si en el mercado esto o aquello era más caro o más barato... Tampoco le gustaba el chafarderío y el critiqueo tan típicos de los tenderos.
Pienso que tenía una habilidad innata para saber a quien tenía delante, especialmente para descubrir si era imbécil.

K - Era, como creo se empezó a decir más adelante, uno que pasaba de todo, que no se dejaba comer el coco. Se pasaba por el forro los mitos y las palabras altisonantes que tanto motivan a la mayoría; se situaba fuera, como a quien no le interesa el fútbol, discutir sobre el sexo de los ángeles o cualquier otra discusión bizantina. ¿Nunca hablaba del gobierno, los políticos, el alcalde...?

C - Le gustaba comentar sobre las cosas que hacían o dejaban de hacer, sobre medidas prácticas, nunca de ideologías. Hablada muy bien de un alcalde, no me acuerdo de donde, "esto es un alcalde, activo, siempre con buenos proyectos" decía.
Recuerdo que un día un amigo suyo llevaba un periódico y nos enseñó una página de una reunión internacional, no me acuerdo sobre que, en la que había una foto de un montón de personalidades participantes y su comentarió fue "esto todo son pagas".

K - Se ve que él a todos los del poder, fuesen del color que fuesen, los ponía en el mismo saco: eran farsantes chupópteros. Empiezo a entenderlo.

C - Dime que entiendes Kefalo ¿qué tiene que ver lo que te he dicho con su teatro de religioso y afecto al régimen?

K - Como descreído, y por el mismo precio, oponía su farsa a la farsa del poder, poder que pensaba que así le podía reportar algún beneficio o protección frente a la ciénaga humana que tan bien intuía. El dedo, quería estar a bien con el dedo poderoso, que le señalase benefactoramente. El dedo que jamás en la historia ha dejado de funcionar. Quizás en su pasado había tenido algún chasco y por si acaso se quería asegurar un paraguas.

C - No se nada de que hubiese tenido ningún problema. Pero ahora recuerdo lo que pasó en aquellos tiempos a sa tiota y a su compañero de aventuras. Resultó que un chapero que se metió en un lío gordo los usó de coartada, dijo que la noche en cuestión había estado con ellos en un apartamento. El chapero tenía veinte años, entonces considerado un niño, ahora se es niño hasta los dieciocho, y el problema podía ser gordo. Sa tiota movió influencias y el asunto quedó resuelto con un informe final que decía que le habían dejado dormir en el apartamento como un "acto de caridad cristiana". ¡Viva la farsa!

K - Está claro que él veía ventajas en estar a bien con los poderes, no porque tuviese ambiciones ni quisiera medrar, por si acaso... y encima su papel le salía gratis aparte de importarle un bledo. Asistía como un espectador complaciente a un teatro y el teatro muere cuando se queda sin espectadores o cuando estos son sólo unos farsantes. ¿Cómo era su trato con sus clientes, con la gente? ¿tenía discusiones? ¿quería imponer sus ideas? ¿Iba de cínico o daba a entender que estaba de vuelta de todo...?

C - Para nada, nunca lo vi discutir. Era de lo más normal, hasta se pasaba de cortés, pero sin afectación.
En aquellos tiempos salían a diario chistes que ridiculizaban al régimen y yo iba y le decía para picarlo "me han contado un chiste nuevo, pero lo veo muy fuerte para repetirlo". "Cuéntamelo, cuéntamelo, que nadie nos oye" decía. Su comentario era siempre escueto y admirativo, como "se las inventan todas".

K - Debo decirte, Cataelano, que el Sr Zatefor tenía virtudes heróicas y una lucidez poco común. Su manejo de la farsa lo puso por encima de sus circunstancias en lugar de ser su víctima. Su apariencia mediocre, su carencia de mezquindad, su mente no sumisa a convencionalismos ni a imposiciones, su inmunidad a las tomadoras de pelo, su ausencia de anhelos idealistas y de redención, su gran pragmatismo, demuestran que la fuerza era innata en él; quienes no hemos nacido con esta bendición hemos de cultivar la fuerza toda la vida, ardua labor pues todo conspira para que erremos el objetivo; según se conquista la fuerza muere el sufrianismo y todos los demás logros vienen por añadidura.

K - El chiste, la burla, reirse en lugar de venerar o respetar es la señal más clara de obsolescencia. Lo que más aprecia un régimen es la adhesión y lo que más combate es la desafección, no la desafección a un gobierno, a facciones o a personas o cosas concretas, sino la desafección al régimen. La desafección se puede combatir y revertir y a tal efecto no se ahorran ni energías ni ardides ni farsas.
El descreimiento es otra cosa, ya que una vez producido no tiene vuelta atrás, marca un fin y un nuevo principio. Fueron los descreídos, los farsantes, los que inventaban y los que propagaban los chistes, los que se reían, como el Sr. Zatefor, los que enterraron la época. Los mismos que decretan todas las obsolescencias.

viernes, 27 de abril de 2018

Renacer

¿Cómo podrías renacer sin antes haber quedado reducido a ceniza? Friedrich Nietzsche
Tememos las incertidumbre que conllevan los finales, pero son las semillas de nuevas oportunidades. Joy Tapu

La Pepa Negra es una energía poderosa. Absorbe la esencia de una probada receta tradicional china y se formula con diferentes hierbas naturales.
 Dosis: Tome 1 tableta con un vaso de agua 30 minutos antes de la actividad sexual, y dura HASTA 72 horas, mejora también toda la naturaleza DEL HOMBRE.
 Características:
1) Consigue erecciones rápidas y fuerte deseo sexual.
 2) Ayuda a que la excitación sexual dure más tiempo
3) Promueve erecciones más duras y un sexo más duradero
4) Ajusta las funciones sexuales del cuerpo humano.
5) Medicina natural a base de hierbas que es seguro y eficaz sin estimulantes o toxinas

La Pepa Negra ingredientes: Epimedium Raíz cocida de Rehmannia Atindite (Athinolithium) Polvo de raíz de Ortiga Mayor (Urtica Dioica)
Venta al mayor directamente del fabricante.
 Pedidos aquí

jueves, 26 de abril de 2018

Dinero fácil


Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad. Miguel Delibes

El dinero es un poderosa y muy peligrosa herramienta que todos quieren poseer, aunque sin siquiera plantearse la necesidad de conocer su manejo. Mammon

miércoles, 25 de abril de 2018

Popular y normal


Lo que consideras popular y normal hoy, será considerado comportamiento aberrante en el futuro. Jacque Fresco

Las farsas de hoy habrán caducado y nuevas ficciones las reemplazarán. Kata Elano

martes, 24 de abril de 2018

Marsopa, o de la vanidad


Marsopa, o de la vanidad

"Vi al joven ese que es o era lío tuyo, que con ese bigote parece una marsopa" así nació su mote que hay que decir hacía honor a la verdad. Eso pasó hace años años, en tiempos que llamaremos del "condesado" cuyo espirítu invadió y determinó la vida de Marsopa.
El condesado representaba una particular versión de la vanidad y sus adeptos pretendendían ser de gran clase y abolengo así como querer comportarse con un exquisito refinamiento que con frecuencia resultaba una burda parodia de lo que consideraban aristocrático. El condesado nunca muere pero desde entonces no ha vuelto a alcanzar aquellas cotas.

Las facturas de la vanidad son caras y para Marsopa representaron la ruina para su familia, a la que arrastró a sus primeros emprendimientos guiados no por un sentido empresarial sino para satisfacer sus delirios "condesales" y estos anhelos, al igual que a muchos de la época, lo han acompañado toda la vida.

En una ocasión encontramos unos papeles escritos por Marsopa en los que daba rienda suelta a sus fantasías, se consideraba sublime en todo, gran objeto de admiración sin resquicio de duda, y entre sus aspiraciones estaba la de ser gran duque. Hay que ver hasta donde te puede llevar tu entorno.
El paso de los años le hizo bajar de las nubes y ya en la madurez recibió la llamada del arte. No es que se tratase de una visita de las musas sino que vió en él el medio de realizar su afán condesil de ser glamuroso y que además le permitía fantasear con la idea de seguir siendo admirado cuando estuviese ya en el más allá. Suprema vanidad la de preocuparse del que dirán cuando ya no estés, aunque no todos quienes aspiran a esta trascendencia es por idéntico motivo, como es el caso de los escritores malditos de Sade cuyo afán es seguir siendo causa de tropelías y desvaríos estando en la tumba.

La vanidad, si no se sabe tenerla a raya, es el gran amo interior que dirige nuestras vidas. La esencia del ser vanidoso se basa en el anhelo de importancia, de ser visto por encima, o al menos al mismo nivel, que los demás y paradójicamente esta necesidad convierte al vanidoso en siervo del dictamen ajeno y facilmente lo precipita a esa pobreza destructiva que es la envidia.
Consecuencia del querer sentirse importante, y orgulloso que no digno, es la susceptibilidad a la ofensa y así el vanidoso vive en una alerta constante ante todo atisbo de supuestas faltas de respeto, convirtiéndolo en fácil víctima del desasosiego y de la ira.

La antropogénesis implica el dominio y manejo por parte del entendimiento y de la inteligencia de los instintos y pulsiones básicos, no su demonización, anulación ni represión como pretenden las morales para sus fines, sino para canalizar su fuerza. La labor del discernimiento tiene que ser la de saber establecer que es óptimo y útil y que es imbecilidad o ridiculez.

En esta narración imaginaria y con personajes, por supuesto totalmente ficticios, además de la exposición anterior tenemos el diálogo entre Joy Tapu y Na Fu Fa, encuentro entre ellos resultado de la idea de emprendimiento que este último planteó y que pasarán a tratar. Fu quiere conocer la opinión de Joy.

Fu.- Te extenderé lo que te he explicado bevemente por teléfono. Biloni Events es un movimiento que pretende enseñar modales elegantes a los bárbaros turistas. El objetivo es reconvertir al turismo basura, labor que parece más factible que intentar reemplazarlo. 
Las "Condesado Lessons" se darían a través de eventos elegantes como cócteles, exposiciones, desfiles de moda y estilismo, degustaciones gastronómicas y actos similares y los voluntarios de Biloni Events aprovecharían dichos eventos para educar sobre los comportamientos groseros que se deben evitar a toda costa. 
Los eventos se financiarían con patrocinadores, que podrían ser marcas, tiendas y los hoteles nos podrían ceder salones gratis habida cuenta que ellos serían los primeros beneficiarios de la reconversión de su clientela. A los asistentes , una vez explicada la finalidad, se les podrían pedir donaciones.También durante los eventos se podrían vender productos tales como pastas típicas y servicios como cortes de pelo, enseñar a maquillarse, etc.

Joy.- Dime Fu Fa ¿qué te mueve, idealismo, ganar dinero o ligar? No te veo con grandes dotes empresariales y aunque todo lo vistes de idealismo, tus últimas ocurrencias que me has contado implican conocer gente interesante desde el punto de vista del sexo, y esta también.

Fu.- ¡Cómo eres! el objetivo es idealista si lo quieres llamar así, conoces mi afán "misionero".

Joy.- Muy bonito, pero creo que la verdad verdadera es otra. En sus tiempos tú también te embebiste del condesado y ahí sigues más que menos. Te encanta ir a lucirte y salir en fotos en eventos culturales gratis con comida y bebida. Por lo que veo eso sería así, más el brillo que te daría estar en la organización y todo sin poner un duro.

Fu.- Todo lo tienes que trivializar con tu cinismo.

Joy.- De cinismo nada, te digo lo que veo. Tú conociste a sa Marsopa, que por lo visto es del mismo palo. Me contaron que Namora dijo una vez "sa Marsopa lo del sexo no lo tiene bien" pues parece que a sus pretensiones de grandeza une un desvarío de los bajos.

Fu.- Considero a sa Marsopa una persona humilde y por lo demás una persona normal.

Joy.- Normal pero más que salida. La pretendida humildad no es más que una pose vanidosa. La humildad, o ausencia de vanidad, como la elegancia tiene que ser indetectable, no tiene que cantar. Cuando se exhiben se tratan de disfraces que buscan resaltar, parecer importante, cosechar aplauso. Además, entregarse a la humildad es tan absurdo como entregarse a la vanidad, dos caras de la misma moneda, dos ridiculeces si no se las sabe tener en su lugar.
Volviendo al emprendimiento, si encuentras quien ponga los medios claro que funcionará. Apelar a la vanidad siempre da buenos resultados y si puedes sacar dinero a los turistas, sácaselo sin miramientos. Si alguien está dispuesto a gastar en vanidades que más da en una que en otra.

Fu.- El objetivo no es ganar dinero sino acabar con el desmadre, con hechos como el mamading.

Joy.- Vaya con la moralina. Lo que tienes que hacer es fundar una liga de la temperancia y reuniros lejos de la juerga, de la que por lo visto abominais, y dejar la fiesta en paz.
El "condesado" es una extravagancia vanidosa y contagiosa. La vanidad anhela a los y a lo que considera importante ya que los ve como un espejo en que reflejarse. Para quien su sentido propio de importancia va desapareciendo todo lo demás deja también de tenerla.
Como nos explica el efecto Veblen los consumos se guían en gran parte para alimentar el sentido de importancia. Si la vanidad bajase un diez por ciento en el mundo sus efectos sobre el comercio, entre otras cosas, equivaldría a un seísmo inimaginable.


lunes, 23 de abril de 2018

Mañana es un nuevo día


Después de todo, mañana es un nuevo día. Lo que el Viento se Llevo, Margaret Mitchell

es horrible muy fina trágatelo tú fantasía es o no es falsa qué bien. Orpanum

EL CURSO DE BLOGGING REVOLUTION
La nueva estrategia que he creado para revolucionar la forma de conseguir clientes basada en mi experiencia. 
Todas las estrategias para triplicar tus ingresos están dentro de este video-curso. 
Lo que estabas anhelando para darte a conocer y poder vivir de lo que te apasiona.


sábado, 21 de abril de 2018

Verdad


Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad. Cicerón

El dejarse o no engañar en última instancia depende de uno mismo, no de lo bueno que sea el mentiroso. No te dejes tomar el pelo. Bald Kahlköpfig 6969

viernes, 20 de abril de 2018

Ladrones


p>En el comercio y en la industria todo el mundo roba. Yo mismo he robado bastante. Pero yo sé cómo robar. Thomas Alva Edison

Gracias por la lección. Debemos pues buscar ladrones que no nos tomen por idiotas. Y sobre todo, no querer ser idiota. La Rubia Honrada

jueves, 19 de abril de 2018

Felicidad


Muchas personas no gozan de las pequeñas alegrías, porque esperan la gran felicidad. Pearl S. Buck

La felicidad es un mito que nadie sabe definir, un mito en realidad negación del placer, placer que disfruta quien sabe siempre encontrar deleite en el detalle. Dionisos


miércoles, 18 de abril de 2018

Júbilo


El placer más noble es el júbilo de comprender. Leonardo da Vinci

Igual placer es el destruir una imbecilidad. Toroldo

EL CURSO DE BLOGGING REVOLUTION
La nueva estrategia que he creado para revolucionar la forma de conseguir clientes basada en mi experiencia. 
Todas las estrategias para triplicar tus ingresos están dentro de este video-curso. 
Lo que estabas anhelando para darte a conocer y poder vivir de lo que te apasiona. ENTRA AQUÍ


martes, 17 de abril de 2018

Feliz


Feliz es el hombre que aprende temprano el amplio abismo existente entre sus deseos y sus facultades. Goethe

Quien hace castillos en el aire recibe los más duros golpes en el yunque que es la escuela de la vida. Sr. Zatefor

lunes, 16 de abril de 2018

Pensar


Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida. Thomas Alva Edison

Gran verdad, aunque sólo al alcance de unos pocos. Son mayoría a quienes el pensar y sobre todo el cuestionar aterra. Chic Hibrida

domingo, 15 de abril de 2018

Namora, o de la inquina

Namora, o de la inquina

La inquina, cual fluído omnipresente, es una de las fuerzas que dirigen nuestras vidas. En un cierto grado, de una u otra forma, todos somos su objeto o sujeto. Su intensidad va desde el simple desagrado hasta el odio. La inquina se puede dirigir hacia un individuo, un grupo, un país, unas ideas... o contra uno mismo. Se puede presentar de forma abierta o solapada bajo los buenos modos y la amistad.
El objeto de la inquina no la sufre a menos que sepa de tal sentimiento hacia él, en cuyo caso le puede producir indiferencia, turbación o satisfacción. También puede verse afectado por acciones llevadas a cabo por el sujeto de la inquina, pero no por el sentimiento en si.
El sujeto de la inquina cree que el sentimiento le es causado por hechos o actitudes culpables de su objeto, es decir, a grandes rasgos, se siente víctima de malignidad. Y cuanta mayor malignidad atribuya al objeto más justificado verá el sentimiento y los actos que le pueda llevar a cometer.
La inquina puede ser provocada por el simple desagrado, la envidia, la vanidad herida, las diferencias de todo tipo, aunque posiblemente la más virulenta la causen enredos de los bajos como los celos.
Como todas las pulsiones primarias la inquina es facilmente manipulable y es por tanto manejada para la consecución de fines. Vemos a diario como es dirigida contra banalidades y contra supuestas malignidades del pasado, es decir contra fantasmas sin existencia real y por tanto sin capacidad de respuesta. Este último hecho ofrece varias ventajas, por una parte quien dirige así la inquina queda situado en el lado del Bien y por otra se canaliza de manera inocua la, para muchos, necesidad de desahogar la pulsión, evitando de esta manera que tome por objeto lo que no interesa o no conviene.
Como hipótesis diremos que la inquina es un atavismo resultado, causa o yuxtaposición de otros atavismos como la necesidad de despreciar, de descargar la agresividad, de tener adversarios o como forma sufriana de placer.
En esta narración imaginaria y con personajes, por supuesto totalmente ficticios, Namora es el objeto de la inquina. El personaje es excesivo provocando animadversiones debido principalmente a su mala lengua, hecho atribuible mucho más que a una maldad deliberada a una hiperactividad verborreica unida a un afán de protagonismo, afán de llamar la atención como portador de murmuraciones escandalosas.
Como muchas son las víctimas de su maledicencia y de los líos que ha provocado, la inquina particular se ve reforzada por el mismo sentimiento común, lo que ha llevado a decir en no pocas ocasiones "tendría que caerse por la ventana y matarse" "le tendrían que cortar la lengua" "si le diesen veneno, engordaría" y otras lindezas por el estilo.
De nuestros dos otros personajes, Pupu es para Latel el catalizador de sus contradicciones, la figura que le ofrece pensamientos digeridos para su reflexión.
Latel y Pupu están jugando a Monhuras y Pupu pregunta:
¿Si pudieras matar impunemente a Namora, con absoluta seguridad de que nunca se descubriría, lo harías?
Latel planta las tres monedas por el lado de la cruz, lo que significa rotundamente no.
Al mezclar y tirar las monedas, el juicio de Horus, aparecen dos cruces y una cara, significando un no matizado, un no con un quizás.
Plantearé la pregunta de otra manera:
¿Te gustaría que Namora hubiese muerto?
Latel vuelve a plantar tres cruces: no, sin fisuras.
El azar de la respuesta de Horus son una cruz y dos caras, que significan un sí condicionado, un sí... pero...
Y ahora una tercera pregunta dice Pupu.
¿Has deseado alguna vez la muerte de Namora?
Las tres cruces de las monedas vuelve a ser la respuesta de Latel.
Y esta vez la tirada de las monedas mezcladas da tres caras. Un sí rotundo.
Horus no sabe lo que dice, hoy se ha tomado un par de rayas, protesta Latel. A pesar de las muchas putadas que me ha hecho Namora a lo largo de la vida, nunca hemos dejado de hablarnos y por supuesto que nunca he deseado su muerte.
Esta es una respuesta civilizada, que no dudo que te la creas, responde Pupu, que sea la que va de acuerdo con tus principios, con lo que crees que es lo correcto, pero el subconsciente tiene sus propios argumentos, sus propios deseos, que son los que nos muestra Horus.
Tú tampoco estás en tus cabales hoy, nunca he deseado la muerte de nadie, yo creo en el amor universal, replica Latel
Pupu, ya más en su papel, responde: esto del amor universal es una tontería, nadie puede sentir afecto por quien no conoce, aunque hayamos visto a adorados Maestros Oralizadores provocando una respuesta histérica en una muchedumbre diciendo "yo os quiero", suena muy bonito pero es un disparate. Tan común es la mala intención que confundimos su ausencia con amor.
Dime ¿cómo calificarías a Namora?
Hij... de put..., contesta Latel
¿Y para ti hay alguien que sea más hij... de put... que Namora?
No
Argumenta Pupu. Convendrás entonces conmigo que, pese a tus ideales, no sientes amor por Namora, sientes inquina sino acaso su expresión extrema que es el odio.
Yo no odio a nadie
Esta es una respuesta bonita, supuestamamente ideal, pero no real. Puede que no sientas odio aunque si una inquina bastante fuerte y en ningún caso afecto.
Toda inquina busca la anulación de su objeto, su desaparición, su muerte. Quien odia cree que el mayor mal que puede causar al objeto de su odio es la muerte, error, el muerto nada sufre pero el asesino carga con la cadena de un sentimiento que le une a su víctima y que nunca le abandonará, aunque se sienta satisfecho.
El "crimen perfecto" consiste en sacar al objeto de la inquina del pequeño círculo que representa nuestro mundo y devolverlo a lo ignoto, a la inmensidad de caras que desconocemos con su correspondiente liberación emocional.
La inquina sólo afecta a uno mismo, es un sufrimiento auto impuesto que puede devenir en cuelgue y en trastorno y por tanto entregarse a ella es una imbecilidad.

sábado, 14 de abril de 2018

Libertad


La palabra libertad es una estupidez, hazme una lista de las cosas que puedo hacer y las que no, eso es lo que vivimos, no libertad, no existe tal cosa. Jacque Fresco

Paradójicamente se siente libre el preso en las camisas de fuerza de sus cuelgues. El más libre es el que puede cambiar como ligeras camisas los estados de su mente. Colgon Otoñal


viernes, 13 de abril de 2018

Máquina y profesor


Cualquier profesor que pueda ser sustituido por una máquina, debería ser sustituido por una máquina. Arthur C. Clarke

Lo mismo que cualquier empleado. La creatividad debe ser la ocupación humana por excelencia. Uno entre miles puede dar con la idea o invención que haga el trabajo de estos miles y más... Maestro Oral

Pasa a la acción. eBook Creatividad en Acción de Antroom

jueves, 12 de abril de 2018

Política


La política es quizá la única profesión para la que no se considera necesaria ninguna preparación. Robert Louis Stevenson

El político, al igual que cualquier responsable, debe de estar a la altura de su cargo, ser cada día mejor y saber irse cuando ya no da la talla; pero ¿cuántos son así? ¿cuántos no son sólo la voz de su amo? Anomante

miércoles, 11 de abril de 2018

Tecnología


Es la tecnología la que resuelve los problemas, no la política. Jacque Fresco

La propiedad intelectual pasa al poco tiempo al dominio público con el resultado de que unos pocos la usan en beneficio propio y en posible perjuicio de los demás. Esta propiedad, una vez deja de ser de su autor, debe pasar a la comunidad que es la que debe repartirse sus royaltis. Lamar de Fox

martes, 10 de abril de 2018

Creación


Todas las cosas se crean dos veces. Siempre hay primero una creación mental, y luego una creación física. Stephen R. Covey

Y son las obras de la creatividad las que liberan al hombre del trabajo indeseado, de la servidumbre. Muï Carima


lunes, 9 de abril de 2018

Manzanas


Todo pensamiento es una semilla. Si plantas semillas podridas, no cuentes con recoger manzanas deliciosas. Bill Meyer

no quédate disputas sí quédate será fantástico. Orpanum


sábado, 7 de abril de 2018

Error


El mayor error que una persona puede cometer es tener miedo de cometer un error. Elbert Hubbard.
es fea o no es es o no putón pero le dicen triunfas o te lo crees guapa puede ser es o no putón pero le dicen sí sí. Orpaum


viernes, 6 de abril de 2018

Falatencia


El elector goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros. Ambrose Bierce

Falatencia: falsedad de los oligopolios que crea la ilusión de competencia. Tet Iman

jueves, 5 de abril de 2018

Magia


La magia es sólo ciencia que no entendemos aún. Arthur C. Clarke

Los fenómenos y fuerzas desconocidas han estado desde siempre con la humanidad y todos, en algún momento de la vida, los hemos experimentado. Que esta idea encienda tu imaginación, pero cuidado, que no te vuelva crédulo de cualquier insensatez. Puty•Far