Yo Blediano

martes, 18 de septiembre de 2018

A Machín

A Machín
Te queremos y queremos creer que nos quieres
Ya que empatía nos pareces mostrar
Pero tú en tu mundo estás
Tan incomprensible para nosotros como para ti el nuestro es
Al contrario que nosotros, tú nos has sido expulsado de paraíso
En tu mundo no existe la imbecilidad
Te queremos y que también nos quieres queremos creer
Empatía nos muestras
En tu mundo tú estás
Incomprensible para nosotros
Tú no expulsado de paraíso estás
En tu mundo no existe la imbecilidad

Diálogos del Toroldo Fan Club tomando un café en www.iniciatives.net/antroom

domingo, 16 de septiembre de 2018

Distrito G Barcelona: LETALIZ ( QUERUBIN BIENHECHOR )

Distrito G Barcelona: LETALIZ ( QUERUBIN BIENHECHOR ): Letaliz, después de ver que el pacto con Dios y con el Diablo no haber sido realizado su deseo y ver que de cada dia el sexo para ella le re... MAXIMO

viernes, 14 de septiembre de 2018

Tiro en el pie

Sechs - Se que me dirás que sufro de "moniquismo" pero no puedo evitar indignarme cuando me encuentro con cosas tales como que me siento en el bus y el vecino sigue espatarrado sin molestarse en poner las piernas en su sitio; cuando quedo con alguien y llega tarde aunque sea uno-una que se que siempre es impuntual; cuando leo u oigo según que noticias o comentarios. Cuando me hacen ofensas no puedo evitar reaccionar y para terminar, cuando me cuentan trolas, si no contesto, me siento como un tonto al que piensan que es fácil tomarle el pelo. Ya se que Toroldo defiende la mentira, pero me da igual. Venga, dime la tuya aunque ya se que no estaremos de acuerdo.

Neun - Está claro que no has comprendido nada si crees que Toroldo defiende la mentira en el sentido que tu la entiendes pero esto ya lo hablaremos otro día con tiempo. En cuanto a tu moniquismo puede que el indignarte o buscar conflictos sea para ti una forma de placer, de sentirte alguien, de desahogo o fruto de cualquier otra ridiculez. Esperemos que no.
El trolero no es propiamente un mentiroso, es más bien un fantasioso que cuenta mentiras para su vanagloria,no para engañar. Cuando alguien te cuenta una mentira y no se da cuenta de que no te la has creído en realidad es él el engañado, por tanto tu ego puede estar satisfecho aunque te quedes callado.
En el caso de mentiras, impertinencias y ofensas que se te hagan tú sólo tienes pleno control sobre la parte que a ti te afecta, no sobre lo que hace el otro. En última instancia de ti depende evitar ser engañado y en cuanto a impertinencias y ofensas tú decides como las quieres interpretar y si quieres o no o en que medida sentirte afectado. Hay que aprender a manejar la fuerza y como nos muestra, por ejemplo, el arco en la arquitectura, un pequeño cambio la redirige por completo.
Me contaba hace unos días un joven que cuando sale por el mundo siempre acababa teniendo conflictos y hasta peleas debido a ser víctima de ofensas. Esta extremada y susceptible dignidad y esta poca habilidad para resolver conflictos es fruto de una tonta soberbia o vanidad, de un estúpido sentido de importancia intocable.
Filosofando un poco te diré que todos vivimos en una pequeña tribu, aunque vivas en una gran ciudad, y tu tribu te pasará factura si te comportas de forma incorrecta, irrespetuosa o impertinente. Puede que estos comportamientos te produzcan el placer de sentirte por encima de los demás pero las consecuencias serán graves ya que conllevarán la pérdida de consideración y estima con su extenso corolario de efectos negativos y hasta fatales.
Si no sabes estar en tu sitio te estás pegando un tiro en el pie.

Diálogos del Toroldo Fan Club tomando un café en www.iniciatives.net/antroom

miércoles, 12 de septiembre de 2018

A Marta



A Marta
Optimismo hecho carne
Nos haces ver
Sonrisa perpetua
Alegría desbordante 
Nos haces ver
Y que con tu voz nos quieres transmitir
Los dioses la fuerza pusieron en tu voz
Y al igual que el fuego su poderosa fuerza debe contener
Y nunca menos sentirse
Tu fuerza debes comprender
Y en su justa medida expresar
Para estímulo a los tuyos inspirar


sábado, 8 de septiembre de 2018

Redemptorum with Fun

Sechs - Me comentó Liti Püttys que un servicio que ahora está en auge entre las prostis de lujo es el sado-maso religioso. La sesión consiste, por lo general, en que la chica se viste de monja sexy y el cliente de rodillas y de forma histérica se arrepiente a voces de sus pecados mientras ella le recrimina y le humilla. Las modalidades deben ser muchas pero la tónica es que no haya contacto físico, algo que no es de extrañar ya que como vemos en los actos colectivos de los cultos con el arrepentimiento se consigue una embriaguez hasta el paroxismo.
Puede parecer que esto es cosa de cuatro frikis y seguramente no son muchos quienes usan estos servicios, pero el arrepentimiento sí lo vemos florecer a nuestro alrededor. Su día por excelencia es el lunes ¡cuántos arrepentimientos no provocan los fines de semana! Septiembre es conocido como el mes de los buenos propósitos, mes en que los gimnasios hacen su agosto, aunque su cénit es el día de año nuevo.
Si para sesiones fuertes se usan a estas "monjitas" es porque a nadie más se puede recurrir para tal menester en un formato deseable. Este hecho me ha hecho ver, por un lado, que las sesiones de arrepentimiento en nuestro tiempo deben ir enmarcadas de informalidad y diversión, lejos de la solemnidad y las amenazas de castigos ultra terrenos hoy obsoletos, y por otra, que al existir gran demanda insatisfecha puede tratarse de una productiva actividad.
De ahí se me ha ocurrido que se podría explotar lo que se podría definir como "turismo de redención". Un turismo de calidad, en las antípodas del grosero, denostado e indeseado turismo de jolgorio. Se trataría de habilitar un local grande, en una zona altamente turística, que tuviese diferentes zonas con distintas ofertas adaptadas a los gustos de los clientes, los cuales se sentirían desinhibidos al encontrarse lejos de miradas inquisitoriales de conocidos.
Se podría comenzar en temporada baja alquilando un local que por este motivo estuviese cerrado. Ideal sería Megapark, tanto por su tamaño como por su estética exterior, aunque cualquiera adecuado serviría.
El turismo de redención puede ser el talismán de la, por lustros, soñada desestacionalización.

Neun - ¡Un aplauso! Las testas reprimidas necesitan estallidos y flagelaciones con que desahogarse y casi me atrevería a decir que su más deseado placer consiste en el sufrimiento que acompaña la expiación del sentimiento de culpa. Nada produce más aplausos que la auto vanagloria de la oveja redimida que ha sabido llevar a buen fin la salvación.
El anhelado turista cultural no se convierte en cliente ya que para el que viaja para conocer no tiene sentido repetir visita a un lugar habiendo sinfín de destinos que descubrir y que una vida no puede abarcar, e incluso puede que los que menos le interesen sean precisamente los destinos populares, en cambio el turista penitente sí se puede fidelizar si se le ofrece lo que le interesa.
Te sugiero un nombre para tu emprendimiento, en línea con la confusión de lenguas tan en boga: Redemptorum with Fun y en alemán, Redemptorum durch Spass. En realidad nada nuevo, en el pasado hubo sacerdotisas que hoy consideraríamos unas frescas y cuyos servicios escandalizarían. En tu local también deberías dar cursos, abiertos por supuesto a los hombres, para formar monjizorras; Nunzorris International Academy podría llamarse, la profesionalidad en todo es necesaria.

Diálogos del Toroldo Fan Club tomando un café en www.iniciatives.net/antroom


martes, 4 de septiembre de 2018