La Iluminación 6969

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Liberty Card


Toroldo no deja de sorprendernos con noticias del futuro que nos dejan boquiabiertos: el uso del dinero como lo conocemos va a desaparecer en el año 2069.

Esta historia empieza unos cuarenta años atrás con el programa de libertad restringida (se tratará en el siguiente capítulo) con el que según que presos cumplían su condena fuera de la cárcel. Al efecto se creó la Liberty Card como medio para su control de situación y subsistencia. Esta tarjeta sólo era válida en según que sitios y para determinados consumos y compras.
El éxito del programa conllevó la creación de un modelo de condenas que se basaban en la pobreza. Se condenaba a un grado de pobreza por un tiempo determinado que podía incluir restricción de movimiento o localización obligatoria. El condenado sólo podía hacer uso de la Liberty Card para atender sus pagos personales.
A partir de este momento la emisión y control de la Liberty Card pasó a manos de LYOSA (LoveYou Organization and Supranational Army), organismo que a nivel internacional coordinaba la infinidad de organizaciones del poderosísimo sector de la caridad, la misericordia y la asistencia, el sector del Bien.

Progresivamente el uso de la Liberty Card se fue extendiendo a más y más sectores hasta que todas las ayudas y subsidios se daban a través de ella. Su bondad radicaba en su personalización que permitía dirigir el gasto a lo que convenía evitando lo perjudicial o inconveniente.
Se convirtió en universal al mostrarse como eficaz herramienta contra el paro. Al principio los asalariados recibieron la Liberty Card como un regalo en la que recibían disponibilidad como premio y progresivamente parte del salario y finalmente todo el salario.
Debido a la automatización el trabajo era cada vez más escaso y se necesitaban crear nuevos nichos de empleo y la Liberty Card se mostró medio ideal ya que obligaba a comprar en ellos. También permitió a las Administraciones quitarse colocados que chupaban de la teta colocándolos en los Nuevos Sectores con Resultado Garantizado.

La creación de la Dieta Obligatoria Saludable representó el mayor éxito de la Liberty Card ya que podía determinar la dieta adecuada para cada ciudadano. Para verificar su cumplimiento se prohibió cocinar y comer en privado, sólo se podía comer y beber en establecimientos homologados, lo que redundó en la creación de muchos puestos y además la medida era ecológica ya que redundaba en ahorro de energía. La transgresión de esta norma era castigada con duras penas de pobreza extrema.

Sabemos ya que las prohibiciones y las regulaciones son las mejores herramientas para defender la libertad y la convivencia y también defender al individuo de si mismo y de sus propios excesos. ¿No crees que es así? Mira a tu alrededor.

domingo, 27 de septiembre de 2015

Iluminación TOH


Nos hace saber Toroldo que en el año 2369 va a suceder un acontecimiento que dará un giro al mundo cual se tratase de una gran revolución: la Iluminación TOH (palabra pronunciada con una muy suave j al final) que llegará de la mano de Bald Kahlköpfig, al que en este relato llamaremos Bald.
Bald era un ser que vivía bajo la dominación de una Trinidad formada por la Vagancia, el Alcohol y el Sexo por este orden. Trabajaba de cajero y gestor de pagos en una empresa en la que se le tenía la mayor consideración ya que desempeñaba su labor con eficacia y diligencia impecables. Estas cualidades pueden parecer impropias de un adorador de Vagancia pero ahora veremos que no es así y lo que relataremos ya nos da una pista del altísimo destino que esperaba a Bald.
Siendo un adolescente y estando de vacaciones en un destino meridional de sol y playa, bajo los efectos del alcohol como siempre, oyó una frase propia del "seny" de aquella tierra que para él representó una iluminación que marcaría su vida "si debes hacer algo es más fácil y menos trabajoso hacerlo bien que mal" y su instinto vago la grabó de forma indeleble.
Ya que tenía que trabajar para vivir se buscó la ocupación antes mentada, la mejor opción según el creía, y nunca aceptó propuestas de ascensos ni otras complicaciones incompatibles con su ideal de vagancia.

La mejor amiga de Bald era Teterina, una mujer entregada a esoterismos, rituales, ejercicios, espiritualidades y misticismos y a la preparación de toda clase de tés e infusiones que se suponía la mantenían delgada, joven y le proporcionaban subidones con los que esperaba abrir su mente y alcanzar la Iluminación. Todo esto se la traía floja a Bald aunque Teterina no desaprovechaba oportunidad de intentar llevarlo, sin éxito alguno, a su redil, ya que como toda buena creyente hacía apostolado de sus verdades.

Llegado el verano Teterina se fue de viaje espiritual a la India. Durante meses había intentado sin esperanzas persuadir a Bald para que la acompañara. Bald resolvió sus vacaciones como cada año: a última hora fue a su agencia para que le encontrarán la oferta más barata en un destino de sol y playa. El lugar en concreto le era indiferente ya que el turismo no le interesaba, sólo le importaba que corriera el alcohol, el putiferio y la juerga, resultando de ello que una vez en el destino y en su habitual estado etílico no ser plenamente consciente de donde se encontraba.

Después de haber estado toda una mañana en el balneario de la playa enmedio de un grupo de iguales o parecidos y los correspondientes cubos de alcohol se metió en un local que resultó ser una peluquería en la que no había ningún cliente. Dado que sacó la cartera para comprobar sus existencias monetarias, que resultaron abundantes, detalle advertido por el jefe que acto seguido lo agasajó con su mejor sonrisa y lo sentó en un cómodo sillón en donde sin más preámbulos fue invadido por dedos que lo trabajaban por todas partes, excepto la cabeza en donde no había nada que hacer.
Debido al alcohol ingerido y a la sensación que le producían los tocamientos, Bald entró en una especie de sopor o trance y la primera idea que le vino a la cabeza era que estaba siendo víctima de una tomadura de pelo, pensó seguidamente en la frase del sabio anónimo "mentres hi hagi ases hi haurà qui els muntarà" (mientras haya asnos habrá quien los montará), si te toman el pelo es porque te dejas, se dijo. Se le ocurrió traducir literalmente tomadura de pelo al inglés "taking of hair", le gustó la frase que se repitió varias veces, más le gustaron sus iniciales TOH. Empezó a pronunciar TOH en voz alta y cada vez que lo decía descubría una nueva tomadura de pelo, al rato el mundo entero le parecía una enorme e intrincada TOH, una telaraña de tomaduras de pelo.
A los de la peluquería les parecía que se le iba la pinza, sobre todo cuando a las dos horas se levantó y su rostro era el de quien bajaba del Olimpo.
Ya en la calle compró un periódico y lo leyó con otros ojos, desenmascarando las TOH que encontraba, lo mismo le sucedió con las noticias de la televisión y en los días siguientes y ya para siempre con todo lo que le salía al paso.

Ya de regreso se encontró con Teterina para comentar sus respectivos viajes. Teterina, como muchos, parece que viaja como las maletas y no se entera de nada, a pesar de haber estado todo el tiempo de aquí para allá, volver con miles de fotos y una interminable lista de sitios visitados. El resultado de su viaje a la India era la decisión de renunciar al materialismo, tiraría los muebles, desnudaría su casa y dormiría en el suelo, una tontería más pensó Bald, lo mismo que pensó Teterina sobre TOH, ya que ella sólo era motivada por lo supuestamente sublime y elevado.
Como buena mujer a Teterina nunca la abandonaba el sentido práctico y le interesó la propuesta de Bald de que dirigiese una enciclopedia virtual abierta de tomaduras de pelo, TOHpedia, la participación en la enciclopedia sería universal y otorgaría una distinción, el asno empalmado -alegoría del asno que disfruta de que lo monten-, a las personas e instituciones autoras de las mejores tomaduras de pelo.
Sólo una condición puso Teterina, que TOHpedia fuese sin ánimo de lucro, pero resultó que debido a su apoteósico éxito se convirtió en gran negocio lo que permitió a Teterina volverse más loca y a Bald vivir en vacaciones permanentes.

Paralelamente a TOH, Bald había sufrido otra Iluminación. Nada había cambiado en su vida pero sus conocidos le notaban algo diferente sin poder precisar que era, incluso la perspicaz Teterina no pudo saber de que se trataba.
Bald ya no era dominado por su Trinidad formada por la Vagancia, el Alcohol y el Sexo, ahora era él quien la dominaba así como ya no era víctima de tomaduras de pelo.
Su servidumbre había terminado.
Bald Kahlköpfig se había convertido en soberano.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Marketing Despreciativo


Toroldo está asistiendo a unos talleres sobre el fenómeno del marketing despreciativo que comenzó en nuestro tiempo y nos hace llegar este comentario:

Este pensamiento de Nietzsche quizás sea la clave para entender la psicología del marketing despreciativo, viene a decir "el placer al que ningún hombre renuncia, por muy baja que sea su posición en la escala social, es al de ver todavía al alguien por debajo de si, el placer de despreciar".
Este principio aderazado con justificaciones morales y crítica o mofa del comportamiento del cliente sustenta el marketing despreciativo y logra la maravilla de poner arriba al servidor sobre el servido, elevar el ego del personal de la empresa con un sentido de superioridad y cohesionar el grupo.
En el marketing despreciativo el vendedor basa su auto confianza en el desprecio al comprador al que se le ofrecerá una representación teatral de buena disposición, eficacia y servicio y se le manipulará convenientemente con el objetivo de vaciarle el bolsillo o hacerle hacer lo que se desea.
El marketing despreciativo se disfraza de la mejor manera para lograr sus objetivos y lo vemos por doquier revestido de solidaridad, bien común, voluntad de servicio, caridad, paternalismo, amor al prójimo...

Continúa Toroldo diciéndonos que en nuestro siglo se da un caso de marketing despreciativo a nivel comunitario sobre el cliente principal, el turista, al que a voces y a todos los niveles y medios se le trata de especimen de baja calidad, que no gasta un duro, inculto, sexualmente inmoral, borracho, hooligan, desenfrenado y ruidoso vociferante al que incluso los desheredados llaman "turista de peseta". La otra cara de un mítico y anhelado "turista de calidad" adinerado y gastador, sobrio, asexual, enemigo del sol y la playa, ecologista, visitante de iglesias y museos y descubridor de la gastronomía local, es decir, que gaste a manos llenas en restaurantes caros.
El marketing despreciativo se muestra así como instrumento de ingeniería social.

Según Toroldo el marketing despreciativo irá a más en nuestro futuro y aliándose con la defensa de la salud, defendiendo al individuo de sus propios excesos, acabará imponiendo la "dieta obligatoria saludable"

martes, 15 de septiembre de 2015

Sufferer@Home


Toroldo es un fan de la figura televisiva del siglo XX Sufridor@ en Casa, dice que es el concepto que mejor define a nuestra era. Toroldo se ha dedicado a estudiar los mensajes de los medios de comunicación de nuestro tiempo y las respuestas que provocan en el público y dice que el resultado es fabricar Sufridores en Casa.
Anonadados le hemos pedido una explicación ya que para nosotros los medios de comunicación son entidades independientes que nos ofrecen una información libre y con comentaristas preparados que dan sus opiniones con respeto a la pluralidad.
Y Toroldo se ha remitido a una enseñanza de Práxedis: toda palabra así como toda imagen van unidas a una emoción, toda sensación recibida por nuestros sentidos produce una emoción.
Debido a este hecho ninguna palabra o símbolo es neutral ya que siempre produce un efecto y el poder se sostiene precisamente en el manejo y manipulación de la palabra y el símbolo para producir deseos, anhelos y temores. De lo que se deduce que los medios que manejan la palabra y la imagen tampoco pueden ser neutrales y el hecho de que quien habla en los medios sea sincero o no resulta intrascendente ya que se encuentra dentro de un marco de referencia y este marco lo establece el poder.

El poder está presente en el individuo, en la pareja y en el grupo y consciente o inconscientemente se influye en ellos con la palabra e imagen y deliberadamente puedes influir en ti mismo y en los demás con las palabras e imágenes precisas.
El poder supremo y que no se puede arrebatar es el que tienes sobre ti mismo y cada palabra que te digas con convicción y cada símbolo según la importancia que le des afectará tu química produciendo la emoción correspondiente: alegría, tristeza, placer, miedo, euforia, depresión, afecto, odio...
Tú puedes ser el dueño de tus emociones o dejar que poderes exteriores las dominen.
El elixir que cambia el mundo está dentro de ti.

Símbolos que curan y Palabras que curan