La Iluminación 6969

jueves, 29 de octubre de 2015

Toroldo se despide


Durante seis meses Toroldo desde el año 6969 nos ha hecho llegar sus comunicaciones cuya finalidad ha sido contribuir a destruir la imbecilidad. Hoy 30 de Octubre del 2015 después de 180 días se despide, deseándonos una feliz Noche del dios Bledo, con una serie de interrogaciones y las tres frases que más le gustan.

¿nuestra mente es una unidad independiente o es parte de algo más amplio?
¿fué nuestra mente creada con nuestro cuerpo y desaparecerá con él?
¿qué es la conciencia?
¿qué es realidad y qué es interpretación de nuestra mente?
¿son la inspiración y la intuición una forma de comunicación con un potencial externo?
¿fuimos creados totalmente en el momento de la concepción o somos una continuidad de algo precedente?
¿existe el tiempo o es una creación de nuestra mente?
¿existe el futuro?
¿se puede viajar en el tiempo?
¿sigue existiendo el mundo cuando mueres y existiría si no hubieses nacido?
¿existiría el universo si nadie lo observase?
¿existe una realidad objetiva independiente del observador?
¿somos fruto de un puro azar?
¿tiene sentido la existencia?
¿qué hacemos aquí?

La naturaleza tiende a la perfección sin llegar nunca a alcanzarla.
Sólo el cambio permanece. Nadie se baña dos veces en la misma agua.
Yo sabré vencer!

martes, 20 de octubre de 2015

Canelo El Sodomita


Canelo (q.e.p.d.) es una figura del pasado, un can al que le encantaba tomar por el culo, para escarnio de su ama, una beata, que cuando lo pillaba en acción se lo recriminaba a gritos: porc, mes que porc.
Nos cuenta Toroldo que en honor a Canelo puso Práxedis el mismo nombre a su perro y en él se inspira para enmarcar las reflexiones que nos ofrece hoy:

Durante siglos se ha identificado sodomía con homosexualidad aunque son dos cosas distintas. Homosexualidad es la atracción sexual hacia personas del mismo sexo independientemente de las prácticas sexuales que se hagan o se dejen de hacer y un número de homosexuales masculinos no siente atracción por la sodomía. Un homosexual puede ser casto, estar casado o mantener relaciones íntimas con personas del sexo opuesto y no por ello deja de serlo. Sobre este tema nos podríamos extender mucho más pero no viene al caso que nos ocupa.
La sodomía, considerada por siglos el vicio nefando, es el sexo anal, práctica que puede gustar a mujeres y a hombres, heterosexuales u homosexuales y está ampliamente presente en el reino animal.
Concretando, ni un homosexual deja de serlo por no practicar la sodomía ni un heterosexual deja de serlo por practicarla ya sea en rol activo o pasivo. Las consideraciones morales o las creencias sobre que es o no correcto y que se debe o no hacer son cuestiones religiosas o culturales que han ido cambiando a lo largo de la historia y han sido y son distintas de una cultura a otra.

Canelo husmea un tarjeta TF que ha detectado en el suelo y que le ofrecerá una experiencia olfativa para nosotros vedada, pero Canelo nunca podrá saber que es para nosotros la tarjeta y que contiene sonidos, imágenes y pensamientos en forma de texto. Lo invisible nos envuelve como se narra en Orden Invisible en el Colmado del Sr. Zatefor y quizás nunca, por propia limitación humana al igual que la limitación canina de Canelo, podremos saber más allá de unos límites, aunque hay científicos de gran renombre que sostienen que "nada hay en el Universo que se escape a la comprensión del hombre" ja, ja dice Práxedis que además nos hace saber que en el futuro se descubrirán las fuerzas ocultas y realidades desconocidas que hasta hoy sólo han podido entrever personas especialmente dotadas como los médiums, de alguna manera manejar los magos, que de forma ocasional casi todos hemos experimentado y que las religiones pretender monopolizar. Todo el mundo cree en poderes invisibles aunque por lo general se niegue ¿quién no otorga un poder más allá de sus propiedades físicas a algún objeto?: una bandera, unos colores, una imagen, una estatua, una medalla, un lugar.... Plantear estas cuestiones en términos de creer o no creer es un sinsentido y la veneración de poderes superiores desconocidos absurda ya que la realidad es la que es independientemente de la creencia, lo que existe, existe y lo que no existe no existe ¿por qué tienes que venerar en vez de aceptar tu ignorancia? ¿por qué tienes que creer en lo que desconoces?. El libre pensamiento, la intuición, la inspiración, la investigación, el aprendizaje y la deducción son nuestras vias al saber.

Pensar que seremos y será el mundo dentro de 20 años y que pasará en el trayecto nos resulta un alarde de imaginación, que pasará en 500 años algo totalmente fuera de cualquier perspectiva, y hablar de millones de años no tiene para nosotros ningún significado comprensible, da igual decir uno que cien mil. En este contexto abstracto se nos dice que a la luz de los conocimientos del 2015 que el espacio y el tiempo aparecieron hace unos 15.000.000.000 de años y que durante este tiempo han ido apareciendo todas las formas que conocemos. La conclusión a la que quiero llegar, dice Práxedis, es que todo lo que ha ido surgiendo estaba potencialmente presente desde el principio, ya estaba inscrito, pues de lo contrario jamás hubiese podido existir. Desde el primer momento y siempre Canelo estuvo presente.

La armonía, continúa Práxedis, es una constante universal, una guía segura en el camino del conocimiento ya que sólo lo armonioso puede ser verdadero y también una herramienta para manejarnos en nuestro entorno. Sin armonía ninguna relación, unión o cooperación es posible.
En el futuro la enseñanza de la armonía será fundamental así como el desarrollo de la creatividad. Liberado el hombre del trabajo físico por la tecnología, su ocupación será la Creatividad, el más rentable de todos los trabajos. Nuevas estructuras de poder deberán aparecer para que esto sea posible.

sábado, 17 de octubre de 2015

Encuentro el 31 del Toroldo Fan Club


Te estoy esperando, tengo lo que buscas

6969
Delenda est Imbecillitas!

Para celebrar el fin de la comunicación con Toroldo y su publicación en Kindle, el Toroldo Fan Club tendrá un encuentro el 31 de octubre a las 5.30 en el TragoLoco - Gomila. Te esperamos!

La noche de Belenos, dios del fuego purificador, establecimos una comunicación con Toroldo en el año 6969.
El resultado es está colección de artículos con los que Toroldo ha pretendido ser una lengua destructora de la imbecilidad en la Rueda de Fuego de Belenos.
La comunicación termina la Noche del dios Bledo y de Halloween.


La Rueda de Fuego de Belenos

Índice


Día Mundial del Ano Dilatado...Año 6969
La Luna Media Cloud
MMMMCMLIV Congreso de Desestacionalización Turística
Ha ganado el cambio
Zenit Asnal
El Esotérico 3
El día en que conocí a Práxedis
Perra! Zorra! Bruja!
Quién no S-putina
Quiero ser boba
Día Mundial Sin Mentiras
KK
Punctum Redemptoris
El elixir que cambió el mundo
Juana Coñac - Encaje y Desencaje
Sufferer@Home
Marketing Despreciativo
Iluminación TOH
La Purísima Lady Berlín
Liberty Card
Castigar con Beneficio
Loro con Besugo
La Pasión según Toroldo
Canelo El Sodomita
Orden invisible en el Colmado del Sr. Zatefor
Toroldo se despide
La noche del dios Bledo

jueves, 15 de octubre de 2015

La Pasión Según Toroldo


Preguntamos a Toroldo cual será el devenir del amor. Esta palabra repetida en todas las canciones, este sentimiento que se cree debe guiar y llenar nuestras nuestras vidas y que sin dar y recibir amor se supone no es posible la felicidad. Ninguna palabra tiene más poder emocional ni abarca mayor abanico de situaciones. Se ama a personas, animales, cosas, a ideas y a abstracciones aunque al decir amor, por defecto, nos referimos al amor romántico que paradójicamente no es amor sino enamoramiento, una fortísima emoción en los lindes del trastorno y con frecuencia acompañada de indeseables compañeros que llegan a ser neuróticos: comportamiento irracional, sufrimiento, celos, posesión, dependencia emocional, inseguridad, temores...

Nos dice Toroldo que las palabras más manidas de nuestro tiempo caerán en descrédito por haber sido herramientas de las más burdas manipulaciones y que precisamente amor y libertad encabezarán la lista.
El ensalzamiento del amor, decir que uno es muy sentimental, compasivo, preocupado por los demás y las manifestaciones como besos y abrazos gozan de predicamento general... con la farsa revoloteando.
Basta oir las conversaciones en las mesas vecinas en los bares para saber que no es el amor sino la malignidad que domina y se manifiesta en la maledicencia, el desprecio, la inquina, alimentados básicamente por la vanidad y la envidia, y que el hijoputismo, el perjudicar gratuitamente incluso contra los propios intereses, aparece por doquier.
La era KK, en la que según Toroldo nos encontramos, con su promoción del infantilismo, el paternalismo y el irracional humano es caldo en el que prosperan las bajas pasiones, el mangoneo, la vulgaridad disfrazada de exquisitez y la tontería.

La era KK llegará a su fin con un cambio de paradigma que primará la construcción humana que consiste en el dominio por parte del individuo de sus pulsiones, temores e instintos primarios, situándolos en el Punto positivo.
Se enseñará y potenciará el desarrollo del pensamiento crítico y la independencia personal así como el respeto a la independencia de los demás.
Siendo animal social es sin embargo en la independencia en donde el hombre se realiza a si mismo y realiza sus potencialidades. Las uniones tienden a la mediocridad y los grupos funcionan en el mínimo común denominador, al nivel del más tonto.
La eficacia y estabilidad de las uniones depende de la capacidad de independencia y grado de impecabilidad de sus miembros.
Sobre estas premisas el hombre aprende a vivir con pasión, a deleitar el presente, a dar valor a cada instante de su vida y como si de un cambio de vibración se tratase su actitud respecto a los demás, al mundo y a toda existencia se vuelve positiva y armoniosa con el fluir, con el movimiento y el cambio perpetuo.

domingo, 11 de octubre de 2015

Loro con Besugo


enséñame lo que no tengo que decir!

Toroldo hace uso de estas dos entrañables figuras para su narración de hoy. No, no se trata de un plato de cocina actual de loro de la antárida caramelizado con el aliento y una reducción al nirvana de salsa de miel de búfalo prehistórico en maridaje con besugo del himalaya sobre un lecho de algas que no son algas y una deconstrucción de hueso de oliva mártir. Las descripciones de la cocina de hoy día son en realidad una radiografìa de sus consumidores.
Y ya que estamos de cocina, Toroldo nos da una sencilla fórmula con la cual cualquiera puede convertirse en gran cocinero. Coge la receta de un plato que te guste, prepárala reparando sobre todo en los detalles, la maestría en el detalle es la clave: cantidades exactas, proceso de elaboración, tiempos de cocción, temperaturas. Infórmate todo lo que puedas sobre el plato y practica hasta que logres una obra de artesanía. Repite este proceso con cuatro platos más, bien distintos entre ellos, y serás mejor cocinero que la mayoría que encuentras en los locales a los que vas en donde además con frecuencia hay "camareros" que ignoran que no se debe retirar el servicio y dejar al cliente con la mesa pelada.

Loro es un símil que usa Toroldo para referirse al individuo impensante que se limita a repetir lo que oye, aunque a veces según el aforismo de Cioran " Piensa, y no quiere hacerlo, porque la fe es impensada y la vocación, una segunda piel, y el que piensa y no empeora es que no piensa " El loro busca la seguridad del rebaño y su "pensamiento" lo consituye una reducida colección de tópicos y de lugares comunes. Repitiéndolos espera conseguir la aceptación y el aplauso del rebaño.

El loro muta a besugo para participar en "diálogos de besugo" en los que los dialogantes hablan sobre cuestiones de las que saben poco o nada y de las que son ceros a la izquierda. Estos "diálogos" pueden devenir en discusiones que acaban con amistades.
Ahí tenemos a Mili y a Al discutiendo acaloradamente sobre una noticia del diario sobre política internacional. Su vago conocimiento del tema se limita a la información de las noticias, queda fuera de sus posibilidades saber, siquiera imaginar, que se cuece en los centros de decisión, lo que no les impide defender sus respectivos puntos de vista al punto de insultar al otro. Su radical posicionamiento no responde al conocimiento sino al sentimiento y su poder de influir en los acontecimientos se limita a dar un donativo a una ong y en otros casos a votar el día que toca a Lalo o a Lola, miembros de la misma familia en la que todos gozan de buena paga y seguridad de por vida.

El conocimiento es tarea ardua que requiere altísimas dosis de audacia y valentía para superar el vértigo y la soledad de las alturas. Virtudes desde luego poco corrientes.
Menos corriente todavía es llegar a lo que podríamos considerar la puerta de la sabiduría: tomar conciencia de la infinita inmensidad de la propia ignorancia. Práxedis dixit.

viernes, 9 de octubre de 2015

Castigar con Beneficio


bye, bye

Hemos ya comprobado que nuestro presente visto desde el futuro, desde el año 6969, no es como nosotros lo vemos. Gracias a Toroldo nos enriquecemos con esta distinta visión. Toroldo nos habla hoy de nuestra manera de castigar y nos da unas pautas que nos ayudarán a su optimización.
Nos dice Toroldo que respondemos a las ofensas generalmente de forma desmesurada lo que conlleva a menudo a rectificaciones y reconciliaciones, un círculo vicioso que pasa factura y también con frecuencia el "castigo" que imponemos viene a ser un tiro en el pie, me ofendo con un bar y dejo de ir, está auto-condena posiblemente te perjudique más a ti mismo que al bar. Lo acertado nos dice Toroldo es aprender a responder a las ofensas de manera proporcionada y nunca actuar en contra de los propios intereses, evitando el círculo enfado-des-enfado-rectificación.

Continúa Toroldo, en el plano social un gran avance representó en el pasado retirar del perjudicado la potestad de juzgar y aplicar la pena dejando estas funciones en manos de una autoridad neutral que buscaba en la pena impuesta la posible reparación del daño y un efecto ejemplarizante disuasorio, no una venganza. Además en el caso de la pena de muerte o de prisión se quitaba de circulación al condenado, neutralizando así su supuesta peligrosidad y evitando su reincidencia.

En el siglo XXI haber estado en la cárcel no representa el escarnio que significaba décadas atrás, una mancha oprobiosa de por vida, todo lo contrario, se cuenta como una experiencia extraordinaria que hasta viste. La cárcel es un "centro penitenciario" en donde se cumple una penitencia redentora a través de la cual el penado hallará el arrepentimiento y conseguirá su rehabilitación social, amén. Un planteamiento de risa y carísimo.

Toroldo nos dice que como institución obsoleta y cara las cárceles desaparecerán y sólo quedarán centros de internamiento para los individuos peligrosos o compulsivos que no respondan a tratamiento, resumiendo, estarán encerrados quienes no puedan estar sueltos.
La privación de libertad como castigo se hará mediante cerca electrónica e incomunicación si procede y el condenado no podrá salir de un perímetro delimitado y siguiendo el principio de Castigar con Beneficio, comerá de su bolsillo y si no tiene medios, pues a la beneficencia.

En este punto se nos ocurre una idea que seguro ganará un premio: que a los presos ricos y sobre todo a los corruptos se les conceda vivir dentro de un perímetro que obligatoriamente sea un hotel de la categoría adecuada a su rango, pagándolo ellos por supuesto. Los beneficios son varios: se contribuirá a aumentar las ganancias de la industria hotelera que contará con "turismo de calidad", se logrará, al fin, la anhelada desestacionalización y la plebe podrá pasar fines de semana en los hoteles elevando su auto estima despreciando en directo a los corruptos a los que mirará sobre el hombro.
Los corruptos, como hicieron siempre, despreciarán a la plebe. Y todos felices!

miércoles, 7 de octubre de 2015