La Iluminación 6969

martes, 20 de octubre de 2015

Canelo El Sodomita


Canelo (q.e.p.d.) es una figura del pasado, un can al que le encantaba tomar por el culo, para escarnio de su ama, una beata, que cuando lo pillaba en acción se lo recriminaba a gritos: porc, mes que porc.
Nos cuenta Toroldo que en honor a Canelo puso Práxedis el mismo nombre a su perro y en él se inspira para enmarcar las reflexiones que nos ofrece hoy:

Durante siglos se ha identificado sodomía con homosexualidad aunque son dos cosas distintas. Homosexualidad es la atracción sexual hacia personas del mismo sexo independientemente de las prácticas sexuales que se hagan o se dejen de hacer y un número de homosexuales masculinos no siente atracción por la sodomía. Un homosexual puede ser casto, estar casado o mantener relaciones íntimas con personas del sexo opuesto y no por ello deja de serlo. Sobre este tema nos podríamos extender mucho más pero no viene al caso que nos ocupa.
La sodomía, considerada por siglos el vicio nefando, es el sexo anal, práctica que puede gustar a mujeres y a hombres, heterosexuales u homosexuales y está ampliamente presente en el reino animal.
Concretando, ni un homosexual deja de serlo por no practicar la sodomía ni un heterosexual deja de serlo por practicarla ya sea en rol activo o pasivo. Las consideraciones morales o las creencias sobre que es o no correcto y que se debe o no hacer son cuestiones religiosas o culturales que han ido cambiando a lo largo de la historia y han sido y son distintas de una cultura a otra.

Canelo husmea un tarjeta TF que ha detectado en el suelo y que le ofrecerá una experiencia olfativa para nosotros vedada, pero Canelo nunca podrá saber que es para nosotros la tarjeta y que contiene sonidos, imágenes y pensamientos en forma de texto. Lo invisible nos envuelve como se narra en Orden Invisible en el Colmado del Sr. Zatefor y quizás nunca, por propia limitación humana al igual que la limitación canina de Canelo, podremos saber más allá de unos límites, aunque hay científicos de gran renombre que sostienen que "nada hay en el Universo que se escape a la comprensión del hombre" ja, ja dice Práxedis que además nos hace saber que en el futuro se descubrirán las fuerzas ocultas y realidades desconocidas que hasta hoy sólo han podido entrever personas especialmente dotadas como los médiums, de alguna manera manejar los magos, que de forma ocasional casi todos hemos experimentado y que las religiones pretender monopolizar. Todo el mundo cree en poderes invisibles aunque por lo general se niegue ¿quién no otorga un poder más allá de sus propiedades físicas a algún objeto?: una bandera, unos colores, una imagen, una estatua, una medalla, un lugar.... Plantear estas cuestiones en términos de creer o no creer es un sinsentido y la veneración de poderes superiores desconocidos absurda ya que la realidad es la que es independientemente de la creencia, lo que existe, existe y lo que no existe no existe ¿por qué tienes que venerar en vez de aceptar tu ignorancia? ¿por qué tienes que creer en lo que desconoces?. El libre pensamiento, la intuición, la inspiración, la investigación, el aprendizaje y la deducción son nuestras vias al saber.

Pensar que seremos y será el mundo dentro de 20 años y que pasará en el trayecto nos resulta un alarde de imaginación, que pasará en 500 años algo totalmente fuera de cualquier perspectiva, y hablar de millones de años no tiene para nosotros ningún significado comprensible, da igual decir uno que cien mil. En este contexto abstracto se nos dice que a la luz de los conocimientos del 2015 que el espacio y el tiempo aparecieron hace unos 15.000.000.000 de años y que durante este tiempo han ido apareciendo todas las formas que conocemos. La conclusión a la que quiero llegar, dice Práxedis, es que todo lo que ha ido surgiendo estaba potencialmente presente desde el principio, ya estaba inscrito, pues de lo contrario jamás hubiese podido existir. Desde el primer momento y siempre Canelo estuvo presente.

La armonía, continúa Práxedis, es una constante universal, una guía segura en el camino del conocimiento ya que sólo lo armonioso puede ser verdadero y también una herramienta para manejarnos en nuestro entorno. Sin armonía ninguna relación, unión o cooperación es posible.
En el futuro la enseñanza de la armonía será fundamental así como el desarrollo de la creatividad. Liberado el hombre del trabajo físico por la tecnología, su ocupación será la Creatividad, el más rentable de todos los trabajos. Nuevas estructuras de poder deberán aparecer para que esto sea posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario