La Iluminación 6969

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Liberty Card


Toroldo no deja de sorprendernos con noticias del futuro que nos dejan boquiabiertos: el uso del dinero como lo conocemos va a desaparecer en el año 2069.

Esta historia empieza unos cuarenta años atrás con el programa de libertad restringida (se tratará en el siguiente capítulo) con el que según que presos cumplían su condena fuera de la cárcel. Al efecto se creó la Liberty Card como medio para su control de situación y subsistencia. Esta tarjeta sólo era válida en según que sitios y para determinados consumos y compras.
El éxito del programa conllevó la creación de un modelo de condenas que se basaban en la pobreza. Se condenaba a un grado de pobreza por un tiempo determinado que podía incluir restricción de movimiento o localización obligatoria. El condenado sólo podía hacer uso de la Liberty Card para atender sus pagos personales.
A partir de este momento la emisión y control de la Liberty Card pasó a manos de LYOSA (LoveYou Organization and Supranational Army), organismo que a nivel internacional coordinaba la infinidad de organizaciones del poderosísimo sector de la caridad, la misericordia y la asistencia, el sector del Bien.

Progresivamente el uso de la Liberty Card se fue extendiendo a más y más sectores hasta que todas las ayudas y subsidios se daban a través de ella. Su bondad radicaba en su personalización que permitía dirigir el gasto a lo que convenía evitando lo perjudicial o inconveniente.
Se convirtió en universal al mostrarse como eficaz herramienta contra el paro. Al principio los asalariados recibieron la Liberty Card como un regalo en la que recibían disponibilidad como premio y progresivamente parte del salario y finalmente todo el salario.
Debido a la automatización el trabajo era cada vez más escaso y se necesitaban crear nuevos nichos de empleo y la Liberty Card se mostró medio ideal ya que obligaba a comprar en ellos. También permitió a las Administraciones quitarse colocados que chupaban de la teta colocándolos en los Nuevos Sectores con Resultado Garantizado.

La creación de la Dieta Obligatoria Saludable representó el mayor éxito de la Liberty Card ya que podía determinar la dieta adecuada para cada ciudadano. Para verificar su cumplimiento se prohibió cocinar y comer en privado, sólo se podía comer y beber en establecimientos homologados, lo que redundó en la creación de muchos puestos y además la medida era ecológica ya que redundaba en ahorro de energía. La transgresión de esta norma era castigada con duras penas de pobreza extrema.

Sabemos ya que las prohibiciones y las regulaciones son las mejores herramientas para defender la libertad y la convivencia y también defender al individuo de si mismo y de sus propios excesos. ¿No crees que es así? Mira a tu alrededor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario