La Iluminación 6969

martes, 22 de julio de 2014

El Octavo Día del Génesis

Ayer leí esta frase genial en un periódico que señalaba esta fecha para el día en que los ordenadores se fabriquen a si mismos e internet se representaba como un monstruo que progresivamente lo abarcaba todo y se expandía imparable hacia el infinito.

Decia Nietzsche que la verdadera revolución sucede en la hora más silenciosa y lejos de la algarabía de la plaza pública. El anterior gran cambio se produjo en una silenciosa madrugada de 1938 cuando en el Instituto de Química de Berlín se lograba la fisión en cadena del átomo de uranio

El Octavo Día ya ha sucedido en una fecha que no se precisar. Fué el día en que nació una incipiente red inmortal e infinita y no sujeta a la entropía, ya que no va unida indisolublemente a los soportes físicos que la hospedan, ni tiene límites en su crecimiento.

El Noveno Día, no muy lejano, será cuando el cerebro pase a formar directamente de esta red.

El los años venideremos veremos avances espectaculares tanto en funciones como en soportes que procesarán inteligencia.

En 1990 escribí una Cosmogonía en la que intuía el futuro que ya está aquí

Hace unos años, en una soleada mañana, con un cortado y un cigarrillo en la cafetería de un barco, pensé que el mar, formado todo por el mismo elemento quizás sería un día un gran soporte de computación y memoria

Quizás de la primeras grandes novedades que veremos está la transmisión del tacto
El telesexo está a la vuelta de la esquina!

"La meta del Cosmos es la inteligencia" Ray Kurzweil

¿quieres contactar en con interesados en Tantra y Temáticas sobre Sexualidad? Acude a los Encuentros del Club A

No hay comentarios:

Publicar un comentario