La Iluminación 6969

sábado, 2 de enero de 2016

La Cuenta de la Vieja


Crea tu propio dinero

Los medios nos regalan a diario con palabras como crisis, burbuja, recuperación, deuda, déficit, prima de riesgo, mercados para explicar la situación económica. Conceptos técnicos que para los de a pie son jeroglíficos.

A propuesta de S mayúscula en este Encuentro del Toroldo Fan Club trataremos de economía según la cuenta de la vieja, de manera que todos la entendamos.

La economía es producir e intercambiar bienes y servicios. Una economía sana sería la que satisfaciese las necesidades de su comunidad y su prosperidad la optimización de sus mecanismos y la ampliación de la oferta de los bienes y servicios disponibles.
Una crisis económica sobrevendría cuando por una causa, una plaga, terremoto, guerra, etc., la producción y distribución de bienes se viese negativamente afectada.

La lógica nos sugiere que en caso de crisis haría falta más trabajo para intentar suplir los efectos negativos del hecho que la causó, pero vemos todo lo contrario, las crisis económicas resultan en menos trabajo ¿cómo se entiende?
Veamos un ejemplo, si por motivo de una sequía o una plaga faltase trigo haría falta trabajar más para crear nuevos cultivos, erradicar la plaga, etc. para superar la escasez. La crisis del trigo crearía trabajo, no destruiría puestos de trabajo.
Veamos otro caso. En la comunidad A hay escasez de vivienda y por tanto hay trabajo en la construcción.
En la comunidad B no hay escasez de vivienda y por tanto no se necesita construir lo que conlleva paro en el sector.
¿Qué comunidad es más rica, la A o la B? Obviamente la B que ya tiene la riqueza creada.

De todo lo explicado podemos deducir que la reducción de necesidad de mano de obra procede de la optimización de los procesos de producción. Cuanto más eficiente y mecanizado es este proceso menos empleados necesita al tiempo que la riqueza general crece. El paro no es una consecuencia de la pobreza ni de crisis alguna sino de la riqueza.

Práxedis nos dice en el capítulo Canelo el Sodomita de 6969, que la solución está en un filón de trabajo que nunca se agota: la Creatividad, que define como la más rentable de las actividades humanas.
Cualquier optimización, cualquier invento conlleva ventajas que benefician a toda la humanidad y que implican la necesidad de menos trabajo y dejar a más personas disponibles para dedicarse a la creatividad. Este es el verdadero círculo virtuoso de la economía.

En un banco de la calle están cinco hombres cincuentones bebiendo cartones de vino, están fuera del mercado laboral, sin un quehacer ni motivación, viviendo de un mísero subsidio. Un capital de creatividad desaprovechado.
Estos hombres debidamente organizados con otros podrían ser fuente de ideas útiles y enriquecedoras y quizás autores de una genialidad, nunca se sabe donde saltará la liebre!

¿Y de dónde sale el dinero para pagar esto? El dinero es una falacia, una TOH. Nadie produce dinero, nadie consume dinero. Se producen y consumen bienes y servicios.
En otro Encuentro trataremos del dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario