La Iluminación 6969

domingo, 31 de julio de 2016

Aristas Ilustres

El Toroldo Fan Club ha comenzado la redacción de Aristas Ilustres que será complementado con imágenes con texto que irán apareciendo en este blog según avance la obra. Este es su prólogo


Perra tocándose el coño, manifestación viviente del dios Bledo

Aristas Ilustres

Singularidades de la vida real que ejercitarán tu pensamiento e imaginación

Prólogo

Vamos a presentar una colección de facetas reales, a menos que se indique lo contrario, de personas y hechos.
En ningún caso nos referiremos a persona o lugar alguno en concreto y un personaje o historia, siempre con nombre ficticio, puede presentar vivencias y actitudes de distintas personas. Nuestro objetivo no es el cotilleo sino facilitar un ejercicio para la imaginación y el pensamiento.

Narraremos Aristas Ilustres, esas esquinas sobresalientes de la personalidad o del comportamiento que muchos considerarán que de ilustres tienen muy poco o más bien todo lo contrario e incluso pueden herir sensibilidades.
En estos tiempos muchas personas y colectivos muestran un alto rechazo a lo que consideran ofensivo o contrario a su sistema de creencias por lo que consideramos que lo que narramos no es apto para todos.
Como no buscamos convencer de nada, ni causar "moniquismo" (retortijón o fuerte indignación provocados por noticias u opiniones en medios) y mucho menos trastocar la fe o las verdades de nadie, rogamos no comience la lectura o la abandone quien vea que no es indicada para él o ella.

La inspiración nos la da el dios Bledo (capítulo La Noche del dios Bledo de 6969: Delenda est Imbecillitas! | Versión papel 6969 Delenda est Imbecillitas, especialmente este párrafo:

" ...Et In Pulverem Reverteris. La vida es un tiempo que nos ha sido dado y siguiendo el orden natural en que un animal se come a otro, nuestro alto destino es ser menú de gusanos, primer paso en la via que retornará nuestro cuerpo a la tierra de la que salió.
De este conocimiento podemos deducir que la vida NO importa ni un bledo y que al mismo tiempo debemos vivirla como SÍ importase un bledo.
Esta inextricable e indisoluble unión del NO y el SÍ -importa un bledo que importe un bledo- es el misterio teológico del dios Bledo. "

No hay comentarios:

Publicar un comentario