La Iluminación 6969

martes, 5 de julio de 2016

Prólogo de Factor E


Os presentamos el prólogo del libro que, si no hay novedad, aparecerá el 18 de julio coincidiendo con el Día del Sr. Zatefor.

Factor E

Conoce y Domina el Poder de lo Invisible

Como tributo al Sr. Zatefor en su día, 18 de Julio, festividad de quienes les importa un Bledo lo que aparentan reverenciar, o como antes habitualmente se decía "los que predican lo que no creen", el Toroldo Fan Club, inspirándose en su colmado, su creación y también leitmotiv, descrito en el Capítulo "Orden Invisible en el Colmado de Sr. Zatefor" del libro 6969 Delenda est Imbecillitas de Toroldo, ha querido presentar una reflexión sobre la realidad e influencia de lo Invisible en nuestras vidas.

Si nunca te has parado a pensar sobre el tema, y aunque seas creyente religioso, seguramente consideras que lo Invisible en poco o nada te afecta e incluso creas que se trata de supercherías o supersticiones sin fundamento... o cosa de pirados.

Como te vamos a mostrar la realidad es muy diferente y lo Invisible, en un sentido amplio, prácticamente dirige tu vida por la vía de las emociones.

Definimos como realidad, fuerza o poder de lo Invisible a toda cualidad que atribuimos a objetos, lugares, seres vivos o muertos, a sonidos y a palabras que va más allá de sus propiedades físicas o significados y de manera general o todo lo que es más de lo que es.
Ejemplos muy claros serían la impresión que te causa un cementerio o el valor sentimiental que atribuyes a una medalla que ha pertenecido a un familiar o te ha regalado una persona importante para ti. Tanto el cementerio como la medalla detentan un poder invisible que nada tiene que ver con lo que es físicamente un lugar o un simple objeto.

Desde las más antiguas creencias hasta día de hoy se han dado muchos nombres y significados a lo Invisible: dioses, demonios, espíritus, almas, fantasmas, energía, poder, benigno, maligno... Por nuestra parte hemos buscado un nombre lo más aséptico posible y que no tuviese connotaciones con nominaciones que darían una orientación que no deseamos. A falta de una ocurrencia mejor hemos llegado a la palabra Esencia y de ella a Factor E. Que cada uno dé a la E el significado que quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario