La Iluminación 6969

viernes, 30 de junio de 2017

La Calle del Jamón en Condesado Lessons


La calle del jamón. Tierra de misión para Pilu Sacussa y correligionarios
Sigue el relato CreATor Club 2 en Antroom

A las 10 como estaba previsto se reúne todo el grupo, en total ocho personas, en primera línea del mar al final de la calle del jamón. Será precisamente esta calle la primera tierra de misión si el proyecto de Pili Sacussa va adelante; a propuesta suya recorren toda la calle y Kefalo observa divertido, según van caminando, las caras de estupor y reprobación de todo el grupo a excepción de E.S. Lalela; se da cuenta de que Pilu Sacussa ha hecho un cuidadoso casting de mentes ideológicamente afines y fieles adeptas a la propaganda vigente.
Kefalo es un trotón de la vida nocturna pero sólo va a determinados locales, especialmente afters, y rehuye las aglomeraciones; es por este motivo que nunca había estado en la calle del jamón y se queda sorprendido de ver tanta gente y tanto jolgorio. Calle y locales abarrotados, prácticamente de alemanes en su mayoría jóvenes, y la cerveza corriendo como si el mundo fuese a acabarse. Lo encuentra la mar de divertido y no logra entender que produzca tanto repudio que en unas calles determinadas haya este tipo de juerga, muy parecida por cierto a una fiesta de pueblo con su típico desmadre. Le da la sensación de estar en otro país; le resulta increíble que a media hora o menos de donde el vive pueda haber un lugar tan distinto y que nunca le hubiese dado por visitarlo.
Le vienen a la memoria las palabras que le dijo en una ocasión A. Metela, promotor de AdClick, un sistema de anuncios y ganar visitando webs, "el desmadre es una válvula de escape de represión acumulada y muestra en gran medida que en el mundo se folla muy poco por las ganas que hay. Debido a la auto represión son muchos los que sólo follan colocados de alcohol o de lo que sea. El hambre de sexo es algo auto impuesto ya que sin represión sería algo que sobraría ya que todos lo disponemos en cantidad más que suficiente para ofrecer". Cuanta razón se dice Kefalo, las personas que como yo que salimos a diario y sexo no nos falta rehuimos el desmadre y lo multitudinario..
En El Terreno los fines de semana hay un poco de movimiento nocturno y que tiene a algunos vecinos sublevados aunque a él no le causa especial molestia a pesar de vivir en primera línea. Sus molestias son de otra índole y proceden de sus vecinos: música o televisores altos, un martillo, un berbiquí, discusiones de parejas...
Kefalo propone tomar algo en algún bar y las miradas que recibe como respuesta muestran un espanto al igual que si hubieran visto al mismísimo diablo por lo que, descartadísima la idea, una vez terminado el recorrido se dirigen guiados por Pilu Sacussa al cercano apartamento de Cuquixa, antigua amistad que hace tiempo que no ve y que le ha ofrecido su hogar para que allí tengan su reunión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario