La Iluminación 6969

lunes, 24 de noviembre de 2014

Ano Asustado


Al parecer se está extendiendo, especialmente entre parejas, el Síndrome del Ano Asustado (SAA, en inglés FAS).
Progresivamente los afectados no desean ser penetrados hasta terminar podríamos decir con un candado en el culo.
El síndrome se manifiesta principalmente en que el afectado se queda dormido cuando su pareja empieza a tontear con su ano y muestra intenciones penetradoras.
La víctimas del ano asustado son por igual sodomitas de ambos sexos.

A pesar de mi larga y extensa experiencia el Fatum nunca me ha puesto delante un ano asustado como tampoco ha permitido que mis ojos hayan visto a una pareja gay fiel, aunque por lo que oigo estoy convencido de que se cuentan por millones.
Los casos más parecidos a un ano asustado que recuerdo son los de Joselito que de jovencito tenía un agujero muy de merecer y que con el tiempo, contra todo pronóstico, se le cerró. Otro cuya actividad tomadora era muy breve entre ay y uy. Varios culos que sufrieron fisuras y cuyos portadores clausuraron mientras otros reincidieron.Oí que las pollas cónicas son especialmente peligrosas a estos efectos.

Ya en el tema, otros casos anales llamativos son los de un joven hetero tomador alemán que para excitarse antes de poner el culo se tenía que tirar varios sonoros pedos, otro hetero canario guapísimo que necesitaba una sesión previa de estimulación anal mientras lo llamabas Teresa. A Lito se le presentaban urgencias y tenía que ser follado al momento en cualquier rincón disponible, portal o enmedio de contenedores. Yago, que pare ser follado requería que se le comieses el culo y después se la metieses mientras te comía la lengua.
También están a los que no pueden tomar porque les gusta demasiado y gritan desaforadamente y no son capaces de  mantenerla dentro o al víctima de tomofilia o tomofobia que con sólo decirle que se le meterías se mareaba, que por cierto cobraba la voluntad. O el caso de un hombretón casado cuya única actividad consistía en enseñarte el culo y mientras se lo abría decía ¿te gusta mi coño?

Y para terminar el gran tomador de la era moderna "la marquesa" cuyo record fue meterse 50 pollas en 12 horas y que en un momento dado tuvo que coserse el culo por deferencia a sus donantes ya que no tocaban pared.

"La hojas de un árbol crecen en todas direcciones y tomando las más diversas formas, pero todas buscan el sol"

No hay comentarios:

Publicar un comentario